Los voluntarios del Liceo: Jana Rodríguez Hertz


FECHA: Octubre 2, 2015, 12:19 pm

Jana Rodríguez Hertz es Doctora en matemática, Grado 5 de la facultad de ingeniería e investigadora. Esta rosarina radicada hace años en Uruguay aporta su conocimiento permanentemente a los chicos del Jubilar

¿Desde cuándo estás ligada al Jubilar?

Estoy ligada al Jubilar desde el año pasado cuando fui voluntaria en el Taller Ingenios. Hoy no estoy yendo con tanta asiduidad por cuestiones de trabajo y la verdad es que los extraño.

¿Cómo le describirías el jubilar a alguien que nunca fue? 

El Jubilar es un liceo privado y gratuito en el barrio de Casavalle, que intenta brindar oportunidades en un barrio en el que  todavía no hay suficientes liceos. Se trata de que haya las mismas oportunidades y ofertas que en los mejores liceos: inglés, robótica, hockey, rugby, entre muchas otras cosas

¿Cómo son los alumnos, para vos?

¡Son bárbaros! Inquietos, como todos los adolescentes, pero muy cariñosos y curiosos. Si están interesados en el tema, están muy dispuestos a trabajar.

¿Qué es lo que más te llama la atención?

Sobre funcionamiento me llama la atención la organización. En los recreos, los chicos se divierten,  juegan, pero no vi el desorden ni la agresividad que a veces he visto en otros liceos. 

También, al final de la clase, siempre un grupo de alumnos ayuda a ordenar los asientos y a barrer y dejar ordenado. En cuanto al ambiente, me impresiona la gente que trabaja allí, saben el nombre y la situación de absolutamente todos, y se preocupan. Hay un equilibrio entre el poner límites pero también dar mimos.

¿Qué sentís que aportás desde tu lugar?

Lo que he podido aportar hasta ahora ha sido más aprender que enseñar. 

Nunca había trabajado con grupos de adolescentes, así que todo fue nuevo para mí. 

Espero en un futuro poder contarles un poco más sobre cómo es mi trabajo como matemática, para que vean que hay cosas muy divertidas que hacemos y cosas muy divertidas para hacer. Quiero decirles que todos los días que fui al Jubilar fueron lindos, llegaba a casa de cama, eso sí. ¡Los adolescentes tienen mucha energía!

Desarrollado por www.impactus.com.uy