Campamento de primero a La Floresta


FECHA: Junio 3, 2015, 2:11 pm

En el campamento de 1er año a La Floresta la premisa fue de película: ayudar al Dr.Nefario de los Minions, a recuperar su propio color

Todo empezó unos días antes, durante la semana previa al campamento, cuando algunos personajes de la película de los Minions aparecieron por el Jubilar (en realidad interpretados por algunos de los referentes) para explicarles a los alumnos de 1º el problema que venían teniendo. Al parecer estaban perdiendo el color, y de a poco desapareciendo, por culpa de una máquina inventada con ese fin por el malvado Dr. Nefario. Este pedido de ayuda ya dejó a los chicos de 1º maquinando, sobre cómo podrían hacer para ayudar a los Minions.

Fue así que cerca de 70 alumnos partieron para el campamento que el Club Juventus gentilmente nos presta en La Floresta, a pasar tres días espectaculares, con un clima de primavera en pleno otoño. La misión no fue combatir al Dr. Nefario, sino tratar de entender, por medio de varios desafíos, el motivo por el que éste busca sacarle el color a las cosas. Se supo que Nefario había sido un chico muy alegre, supercolorido y que de a poco se había ido amargando. El plan, entonces, no consistió en vencerlo, sino hacerle recuperar su propio color.

Esto se hizo a través de múltiples desafíos en equipos, como una cacería en la que los chicos fueron pasando por distintas bases y encontrando pistas para entender esta trama a lo largo de la floresta y la playa. El hilo conductor, a nivel pastoral, tenía que ver con ese color que cada uno tiene adentro, que es nuestra personalidad, todo lo que tenemos para dar, la alegría, a chispa y a su vez la diversidad de los distintos colores y cómo nos complementamos. Poco a poco le devolvieron el color a Nefario y la reflexión fue sobre lo bueno que está seguir poniéndole color a las cosas.

El domingo se hizo una misa con tiempos, con un momento destinado para una actividad, que en este caso fue artística incentivando que cada uno pudiera plasmar ese color propio en dos grandes lienzos que teníamos y que los chicos fueron pintando y dejando como huella.

Además de todo lo relacionado con los Minions hubo fogón en la playa con danzas y juegos de ronda y el domingo tuvimos hamburguesas, de festejo. Lo mejor de todo es que son alumnos que están en el Liceo hace pocos meses y sin embargo la experiencia fue espectacular, se los vio contentos, disfrutando cada momento. La otra cosa a destacar es que los animadores fueron ex alumnos de EPA, que prepararon el campamento metiéndole mucha energía. ¡Felicitaciones!

Desarrollado por www.impactus.com.uy