Alcanzando Nueva York


FECHA: Diciembre 18, 2014, 6:14 pm

Yessica Miranda, ex alumna, actual estudiante de psicología y tutora del área de psicopedagogía liceo nos cuenta su travesía a Nueva York a donde viajó para narrar su testimonio en la cena anual de la fundación Reaching U, colaboradora del Jubilar

 

¿Cómo te enteraste que te ibas a Nueva York?

 

La noticia me la dieron Matías Folgar e Ignacio Sosa, ambos referentes del área de ex-alumnos. Al principio quedé helada, no podía creerlo, sentí mucha emoción, y cuando finalmente lo creí, por así decirlo, los abracé y solté unas lágrimas de emoción. Es decir, ya había dado testimonios acerca del liceo (no me cuesta mucho hablar jaja), pero nunca tan lejos ¡y mucho menos en inglés!! Estaba, y aún lo estoy, muy feliz por esa oportunidad.

 

¿Qué tal te llevás con el inglés?

 

En principio me llevo re bien con el inglés, es un idioma que me gusta, entonces para mí no era tan difícil... Esa perspectiva cambia cuando te enfrentas en una noche tan importante a 400 personas. Estaba supernerviosa, pero en el momento de hablar y encarar el discurso me acordé de las palabras de Matías Folgar, cuando le planteaba mis dudas sobre el discurso, fue algo así como: "Lo que estoy contando es mi experiencia, es mi vida, nadie más que yo sabe lo que viví y como me sentí en cada momento. Nadie me va a decir qué está bien o mal porque soy yo la que lo vivió..." En el momento mismo de la charla sentí que iba bien, que la gente entendía y estaba en sintonía con lo que decía y al bajar me felicitaron y me dijeron que estuvo muy bien mi pronunciación, mis tiempos, todo.

 

Contanos que es exactamente ese evento y cómo se desarrolló...

 

Bien, ese es el “evento global” de la fundación, en el cual se invita a las personas que participan de una forma u otra con la misma: donantes, voluntarios y referentes de los distintos proyectos que Reaching U apoya. En ese evento se realizó un Silent Auction (remate silencioso) en el cual se remataban obras de artistas muy reconocidos, estadías en diferentes lugares, prendas de ropa, y muchas cosas más. Luego se pasaba a la cena que es donde los invitados van a sus mesas y cenan, a la vez que se comienza a exponer la información sobre la fundación. En Nueva York  hablaron las directoras y encargadas del evento, se presentó el vídeo institucional, habló el presidente de la fundación, la invitada de honor que era la Baronesa Nina von Maltzahn... ¡Y yo! Luego de las presentaciones se realiza un remate con otras obras y otros productos y se hace el cierre del evento.

 

¿Qué te pareció la ciudad?

 

La vivencia fue increíble, impresionante, genial. Yo partí de Montevideo el viernes 14/11 y volví el 20/11. Al llegar a Manhattan me fue a buscar al aeropuerto una de las encargadas del evento (¡me iba a quedar en su casa!) Desde el momento en que me encontré con ella me hizo sentir como el casa, me contó que ya había voluntarios que se habían programados sus tiempos para salir conmigo y llevarme a conocer la ciudad. Eso fue algo increíble y supervalorable para mí, personas que no me conocían ya habían arreglado sus agendas y sus tiempos para mí. Nueva York es una ciudad hermosa, desde sus edificios altísimos hasta Central Park, que lo que me atrajo del parque fueron las tonalidades de colores que dan los árboles en el otoño.

 

¿Cuáles fueron los grandes aprendizajes de la experiencia?

 

Algo que me quedó muy claro es que hacer las cosas bien, con esfuerzo y dedicación da sus frutos, frutos que vienen en diferentes oportunidades, con diversos rostros y con diferentes aprendizajes. Aprendí a valorar más las pequeñas oportunidades, y a disfrutarlas al máximo, no importa lo que duren o si algo no salió como esperábamos, hay que valorarlo y aprender más de eso. Quiero recalcar que en el proceso de preparar el viaje no todo fue color de rosa, tuve que hacer el papeleo del pasaporte, de la visa, ir a las clases de inglés, estudiar para la facultad, y en ocasiones me frustraba y sentía que no podía con todo, entonces en ese momento fueron re importantes tanto los referentes de Jubilar, que aún los veo como mis referentes institucionales, mis referentes familiares, mis papás y mis amigos; también mi profesora de Inglés, con ella la pase muy bien, una persona con un corazón enorme y siempre dispuesta a ayudarme. Contar con personas que siempre me dieron su apoyo fue uno de los pilares más importantes para que todo saliera bien.

 Presentación:

Yessica Miranda tiene 19 años. Comenzó su educación secundaria en el año 2007 en el liceo Jubilar, terminando en el 2009 y en el 2010 inició su ciclo en el EPA (Espacio de Permanencia y Acompañamiento para los ex-alumnos del liceo). Mediante el programa del EPA fue becada para terminar secundaria en el Colegio y Liceo Mariano, del que se graduó en 2012. Desde 2013 estudia en la facultad de Psicología al mismo tiempo que surgió en el Jubilar la posibilidad de crear un espacio coordinado dentro del área de psicopedagogía, de tutorías para los chicos de ciclo básico, alumnos del liceo siendo los tutores ex-alumnos. “Cuando me presentaron la idea me encantó y comencé a trabajar allí. Y el contacto con los chicos me ayudó a definir el perfil de carrera y me gustó el ámbito de la educación. Hoy en día me encuentro en el segundo año de trabajo con los chicos y a la vez de la carrera Psicología”, cuenta Yessica.

 

Desarrollado por www.impactus.com.uy