A PURA DULZURA


FECHA: Octubre 29, 2014, 8:08 am

Por tercer año seguido alumnos del Jubilar prepararon mermelada junto a voluntarios de BBVA Uruguay

“Estamos convencidos de que los jóvenes hay que apoyarlos mediante la educación, la idea de nuestro programa es ayudarlos a que tengan un futuro mejor”, señala Catalina García, representante del Departamento de Comunicación Institucional del BBVA, institución amiga del Liceo Jubilar, que viene colaborando incondicionalmente con el mismo desde 2007, otorgando becas para setenta alumnos y financiando además en parte el Espacio de Permanencia y Acompañamiento.    
El sábado 18 de octubre se llevó a cabo, por tercer año consecutivo, una instancia sumamente integradora entre el personal del banco y los alumnos que se benefician de las becas en cuestión. Lo que tuvo lugar, desde las 10 de la mañana de ese día, fue la denominada “Jornada de mermeladas”. La actividad consiste en la preparación, a través del trabajo en equipo de chicos y funcionarios de BBVA, de frascos de mermeladas que en este caso fueron de frutilla, mientras que los años anteriores habían sido de durazno, primero y luego de manzana. 
“A medida que pasan los años esta instancia va teniendo más trascendencia dentro del banco y es importante porque gracias a ella, a la venta posterior de las mermeladas (a los empleados del banco que no asisten a la jornada), los chicos pueden financiar el campamento de fin de año”, explica Catalina. Lo primero que hay que destacar es la buena onda entre los alumnos y la gente de BBVA, que a esta altura se conocen y disfrutan de la mutua compañía.  
“Para nosotros estos becarios que ahora están en 2º año tienen nombre y apellido y son toda una generación, a su vez  hay algunos voluntarios que ya son referentes y eso hace que sea más fácil la comunicación y la verdad que los chicos no tienen problema en abrirse; hay un gran ida y vuelta entre ambas partes, sin dudas que lo importante para nosotros es compartir con los chicos”, dice Catalina.   
“Es muy gratificante, sin dudas que uno recibe más de lo que brinda, ya que compartís con los chicos, pero además con el personal del liceo y con los propios compañeros. Para nosotros ese trata de una jornada integradora como funcionarios del banco, hacer algo juntos en otro contexto. Por todos estos motivos no tenemos dudas de que lo vamos a estar repitiendo el año que viene”, aseguró la representante de BBVA, quien además dio fe de que las mermeladas quedaron exquisitas y sin dudas “se van a vender a buen ritmo”.  

Desarrollado por www.impactus.com.uy