Conociendo a Andrea Rodríguez


FECHA: Agosto 27, 2014, 6:23 am

“Lo primero que quiero resaltar es que en el Área de Psicopedagogía somos un equipo, conformado además por Soledad Mangino y María Christophersen, el área somos las tres”, manifiesta Andrea, definiendo de alguna forma su forma de encarar el trabajo, como la pieza de un engranaje que es cada vez más protagonista en la estrategia educativa de la institución. “Es que eso es lo que enriquece, la sinergia medio mágica que se da cuando trabajamos juntas y a su vez cuando lo hacemos en consonancia con los demás equipos del liceo, es un verdadero privilegio”, dice.     

Fortalecer la parte instrumental, generar flexibilidad en los aprendizajes y forjar en los estudiantes un repertorio mayor a nivel de lenguaje, son algunas de las prioridades en torno a las cuales trabajan Andrea y sus compañeras. “Trabajamos mucho en el lenguaje, ya que los chicos suelen llegar al liceo con un déficit notorio en este aspecto, y sin lenguaje no hay desarrollo del pensamiento, por eso incorporamos a Patricia Shaw, una fonoaudióloga, recientemente”, señala Andrea, que cuenta con 15 años de experiencia como profesora de literatura en secundaria y que se especializó en psicopedagogía clínica y en todo lo relativo a dificultades del aprendizaje. “No hay aprendizaje que no conlleve dificultad, así que nuestra idea es fortalecer los procesos de aprendizaje en los liceos y no solo desde lo clínico”.  

La psicopedagoga destaca que este año, gracias al aporte de la Embajada de Canadá, el área ha sido provista con una batería de pruebas que le permite “tener más precisión respecto a lo que les va pasando a los chicos”. Además, destaca el apoyo continuo de la fundación ReachingU, que desde el año pasado hace posible gracias a su apoyo, que el Área de Psicopedagogía funcione en el Jubilar.

Más allá de estos datos y el análisis cuantitativo, ella considera que su aporte más importante pasa por lo cualitativo: “Cuando los alumnos entran a 1ero son puro cuerpo, y tienen gran dificultad para poner en palabras lo que sienten. Así que nuestros grandes logros pasan por ver cómo van construyendo habilidades nuevas, poniendo en palabras, buscando distintas maneras de decir lo mismo, pero sobre todo la claves es que estén contentos. Lo que queremos es que ellos se sientan bien conmigo, que encuentren las palabras adentro de ellos, porque las tienen, pero se tienen que buscar”.  

Desarrollado por www.impactus.com.uy