Psicopedagogía: área en expansión


FECHA: Mayo 28, 2014, 6:13 am

Gracias al aporte de la embajada canadiense el Área de Psicopedagogía del Jubilar cuenta con flamantes instalaciones
Cuesta reconocer el salón que supo ser la antigua cocina del liceo, recientemente convertido en “base” del Área de Psicopedagogía, una de las más pujantes de la institución. Allí nos recibieron sus tres principales responsables, la Licenciada Soledad Mangino, la Profesora Especializada Andrea Rodríguez, y, Skype mediante, la también Licenciada María Cristophersen (psicopedagoga). 
Se las percibe orgullosas de lo alcanzado en poco tiempo, desde febrero de 2013, cuando tras años de voluntariado, y gracias a la colaboración de la fundación Reaching U lograron formalizar el área como tal. “El EPI (Espacio Psicopedagógico de Intervención), espacio curricular que tenemos con todos los alumnos de 1º en un módulo semanal, fue nuestro espacio pionero, pero hoy contamos con muchos más, formando todo un entramado a lo largo de las distintas áreas de la institución”, comenta Soledad.  
A lo que se refiere es a los siguientes espacios: Focus, desarrollo de programas de intervención individual, en que se atienden casos de alumnos con dificultades (a cargo de dos docentes); las Tutorías, llevadas adelante por ex alumnos, con aquellos chicos que tienen mayor cantidad de asignaturas insuficientes; las coordinaciones, que llevan a cabo con el Equipo de Dirección, el Área Psico-Social y los docentes; y por último la participación en la coordinación de dos Talleres, el de lectura y el de periodismo.
La apuesta es “a despatologizar las  dificultades, cuando estas se dan en las instituciones educativas, que es donde se tienen que dar”, señala Soledad, quien cuenta que, por ejemplo, los talleres de lectura y periodismo han sido recibidos con gran entusiasmo por los alumnos, algunos de los cuales se han hecho cargo de las notas publicadas en el boletín Jubinoticias, incluyendo notas a los distintos visitantes que recibe el liceo.   
“Los chicos son nuestro cable a tierra y si algo le estaba faltando a todo este entramado que estamos gestando era un lugar físico”, dicen. El mismo es una realidad desde el 15 de mayo, cuando Claire A. Poulin, embajadora de Canadá inauguró el salón del área, que ahora cuenta con los implementos necesarios para trabajar. 
“Entre otras cosas nos trajeron una fotocopiadora, una impresora, pizarras interactivas, dos proyectores, sets de pruebas estandarizadas, papelería para todo el año, juegos, mobiliario, mapas y parlantes, tenemos todo lo que precisamos”, festeja María. Si bien hoy sus actividades están centradas fundamentalmente en los alumnos de 1º, pretenden seguir expandiéndose. A partir de ahora, cuentan con el lugar físico desde donde hacerlo. Cómo dice Andrea, “la idea de este espacio es que dejás la puerta abierta y automáticamente están los chicos entrando, acercándose”  

Desarrollado por www.impactus.com.uy