15 años del Liceo Jubilar: El Jubilar es Familia


FECHA: Junio 23, 2017, 12:19 pm

La familia Curbelo es parte del Liceo Jubilar desde que éste se inauguró en el 2002. Su vínculo comenzó con la entrada de Georgina Curbelo, una de las alumnas fundadoras del Liceo al pertenecer a nuestra primera generación. Su vínculo inicial fue por el hecho de vivir en el barrio, ya que su casa se encuentra a una cuadra y media del Jubilar. Mikael Curbelo también fue alumno del Jubilar; ingresó en el año 2009, y luego continuó sus estudios de bachillerato gracias a la propuesta de Exalumnos, en el Colegio St. Brendan’s hasta que se graduó en el 2012. Mika recuerda hoy en día sus años de estudiante en el Liceo como inolvidables “fueron buenísimos, estuvieron demás en todos los aspectos, mi generación es muy unida, mi grupo de amigos es el del Liceo Jubilar.” 

No solo Georgina y Mikael fueron alumnos sino que su madre, Mariela Martínez, estudió en el Liceo para Adultos “.. me siento muy orgullosa de haber cursado el Liceo y siempre estoy incentivando a los mayores que no se animan a terminar el ciclo básico ¡que lo hagan! Es un ambiente muy acogedor, muy contenedor, los profesores son excelentes, el equipo que dirige el Jubilar es excelente y siempre te están apoyando a que des más, porque a veces creemos que no podemos, que ya somos grandes, que ya se nos pasó el tren. ¡Eso es mentira! El tren no pasa sólo una vez, es como una estación, pasa a cada rato, simplemente hay que subirse a él y el tren de la educación no termina nunca.Yo pienso en terminar la UTU y ver si me meto en facultad, estoy viendo. Me siento realizada, reconstruida, me siento bien.”

Mika nos cuenta que haber ido al Jubilar lo ayudó en todo sentido al igual que a su madre, “...en primer lugar, yo creo que muchos de los valores que tengo, y el ser como soy, es gracias al Liceo y a todo lo que me enseñaron: el hecho de saludar al entrar, que te estén esperando en la puerta con un beso y un abrazo es como algo muy revolucionario, y por otra parte, cuando salí del liceo me fui a estudiar al St. Brendan’s donde me abrieron muchas puertas en el sentido académico. Hoy en día estoy trabajando en el Jubilar, así que todavía me sigue aportando.”

Mariela es una madre de Casavalle que junto a otras familias del Colegio Cristo Divino Obrero y los fieles de la Gruta de Lourdes, estaban a favor de la necesidad de un Liceo en el barrio, ya que los adolescentes se encontraban en las esquinas y no tenían un lugar a donde ir. Por eso, ella cree que el Jubilar es “una clara apuesta al futuro". "Abrió sus puertas para darle a los jóvenes de esta zona, que tienen muchas carencias, esa posibilidad de tener herramientas para enfrentarse a su futuro, acompañado del compromiso real de sus familiares." 

Mika cuando describe al Liceo, menciona que es una extensión de su casa ya que se siente muy cómodo al estar tantos años vinculado a él. Muchas de las personas con las que trabaja hoy, las considera como familia y se siente orgulloso de ser parte, ya que en la actualidad está trabajando como tutor de los alumnos de Ciclo Básico que necesitan apoyo extra en los estudios cuando tienen más de cuatro bajas. “Vi al Liceo en todos sus aspectos, me siento orgulloso por cómo fue avanzando con el tiempo.” 

¿Qué mensaje le pueden dejar al Jubilar como familia para estos 15 años?

Mika: Un gracias enorme, desde todo lo que me dieron, todas las herramientas que adquirí ahí, hoy soy lo que soy gracias a la educación que tuve ahí. No se me ocurre otra cosa que dar un GRACIAS ENORME.

Mariela: El mensaje que sigamos levantando esa bandera del SÍ SE PUEDE, que sigamos pensando en el otro, como pensamos en nosotros mismos, que eduquemos en la fe de ese camino que nos enseñó Cristo, que no es fácil que hay una cruz que cargar y si nosotros desde el Jubilar podemos ayudar a llevar esa cruz.

 

Desarrollado por www.impactus.com.uy