!Gracias por todos estos años Sapo!


FECHA: Diciembre 1, 2016, 7:23 am

Corría el año 2008, el equipo de rugby recién había empezado a dar sus primeros pasos, cuando Alfonso Pretto, “Sapo” para los amigos, decide acercarse al Jubilar a través de Gonzalo Aemilius, padre de su grupo de confirmación y comenzar su viaje.

En un principio, su Liceo le solicitó que tenía que involucrarse con trabajo social, y  como era jugador del Carrasco Polo desde hace años y le apasionaba el deporte, le pareció una buena forma de cumplir.

Sin embargo, la realidad con la que se encontró fue muy distinta a la de su Club. Se encontró con un equipo que apostaba mucho a futuro, que quería salir adelante,  y que hacía todo con mucha alegría y seriedad. “Me motivó mucho.  Se valoraba mucho lo que se tenía, los chicos valoraban el tiempo que le dedicaba la gente que daba las practicas, lo hacían con la máxima energía, eran muy agradecidos con lo poco que se les daba.”

Con el tiempo, Alfonso fue cada vez más “Sapo”, y lo que comenzó siendo una obligación terminó transformándose en una vocación, de enseñar, de transmitir todo lo que se podía a esos chicos que tenían tantas ganas de progresar.

Su mayor reto como entrenador fue hacer que el equipo juegue partidos constantemente, que se diviertan con el rugby  puedan estar a nivel competitivo. Generar momentos para compartir, acompañados por la familia  amigos, disfrutando del esfuerzo que requiere el deporte y viendo los frutos que puede lograr el sacrificio hecho.

A pesar de enseñar el deporte a los chicos, estos le enseñaron otras cosas. “Aprendí a ser agradecido, no con palabras sino con hechos, con una actitud positiva en los entrenamientos, con dar el máximo” dice “Sapo”. Aunque siempre estaban en desventaja, en materiales, experiencia, año a año fueron creciendo y acortando la brecha.

Hoy el Sapo está preparando otro viaje, hacia Camerún a trabajar como voluntario para JRS, una organización jesuita que trabaja con campamentos de refugiados. Sobre que es lo que mas va a extrañar, nos dice: “Del rugby, todo. Pero lo más importante, de esa comunión de familia que significa el Liceo Jubilar, de enterarse de los progresos de cada área, la alegría del esfuerzo y de los resultados que logran los chicos”

Desarrollado por www.impactus.com.uy