Entramos en contacto


FECHA: Febrero 26, 2014, 5:20 pm

Los flamantes alumnos del Liceo tuvieron su primera aproximación en diciembre.

Por segundo año consecutivo se efectuó, a fines de 2013, una aproximación previa de los alumnos que van a comenzar el Liceo en 2014. Esta actividad se lleva a cabo con la finalidad de irnos conociendo y que los chicos vayan teniendo una idea más concreta acerca de cómo se desarrolla la dinámica del Jubilar. También apunta a que vayan tendiendo las primeras redes entre ellos.     

Se trata de la primera instancia donde, de manera lo más exhaustiva posible, se empieza a trabajar con los chiquilines; a definirles la propuesta y que vayan familiarizándose con todo lo que hay para aprovechar dentro de nuestra institución. Al mismo tiempo se busca que vayan teniendo claro lo que el Jubilar va a exigir de ellos. 
Esto se les hace llegar a través de una charla de bienvenida, así como de actividades recreativas, juegos de distinta índole. Por otra parte, en este caso se aprovechó para realizar un screening, es decir, una batería de pruebas a cargo de los responsables de EPIS, el espacio psicopedagógico de intervención. La finalidad detrás de dicha serie de tests fue la de poder contar con un panorama más acabado respecto a la situación puntual de cada chiquilín, de en qué condiciones hacen su ingreso al Jubilar.  
La jornada recreativa fue sumamente auspiciosa. Fue notorio como los futuros alumnos empezaron a acercarse y a forjar vínculos con otros compañeros. También dio lugar a que los referentes vayan identificando a los más tímidos, aquellos a los que el estrechar relaciones les cuesta más. 
La actividad apuntó, de una manera lúdica a tocar algunos puntos fundamentales en la mentalidad del liceo: la puntualidad, el poder trabajar con otro, que tengan claro que no somos una burbuja, sino que en muchas situaciones podemos apoyarnos en el otro para salir adelante. El compañerismo y el preocuparse por los demás fueron algunos de los valores esenciales comunicados desde esa actividad recreativa. Al final de esta se hizo un cierre, para conocer la postura de ellos en relación a lo que se trabajó y a sus ansiedades.  
“Me han dicho que son muy estrictos”, es algo que suelen repetir los recién llegados en sus primeros encuentros con el personal del Jubilar. Sin embargo ellos son recibidos con un beso en la puerta, por parte de alguno de los referentes, lo que sin lugar a dudas los desconcierta. Es que acá sin dudas lo vamos a exigir mucho, pero sobre todas las cosas vamos a vivir en un clima de familia y camaradería. 
Después de tres días junto a los chicos, se convocó a sus padres para una reunión y a ellos también se les explicó lo que se les va a exigir a ellos, porque lo que buscamos inculcar es que todas las partes son vitales, no solo él niño, en este proceso que así empezó, colmado de ilusión.    

Desarrollado por www.impactus.com.uy