"Los tres al liceo": Padre y madre de alumno de 1er año estudian en el liceo de adultos


FECHA: Junio 15, 2016, 6:18 pm

Así se lo propusieron el año pasado. "Si nuestro hijo salía sorteado para primer año, nosotros nos anotábamos en el liceo de adultos", explica Alvaro Pouso. 

Cuando su hijo entra al liceo, se inscriben inmediatamente. Hoy, Andrea Tenorio (35) y Alvaro (42) estudian juntos en el liceo nocturno del Liceo Jubilar. Se enteraron de la existencia del liceo por un compañero de trabajo y era algo que ambos tenían pendiente, terminar ciclo básico. Andrea hizo hasta los primeros meses de tercer año en la UTU de Artigas y Alvaro hizo también la UTU en Mercedes. Ambos quieren seguir estudiando. Alvaro ya esta anotado para continuar 4to en el Liceo Militar y Andrea quiere seguir Enfermería, algo que siempre quiso.

Además de los tres días a la semana que asisten al liceo de 18 a 21 horas (o hasta las 22 horas si se quedan a tutoría) Alvaro y Andrea le dedican antes o después del trabajo horas de estudio. "En general la llevamos bien. Los profesores te apoyan mucho. En casa si tenemos alguna duda nos ayudamos; con matemática por ejemplo. En realidad lo que más me cuesta es idioma español y del próximo semestre me preocupa inglés, ese es mi miedo", señala Andrea. Alvaro ya entiende el inglés por haberlo practicado en las cuatro misiones de paz en las que participó trabajando. Artes Visuales fue la materia que más disfrutó, con visitas al Museo Blanes. Si bien en determinado momento le costó Química, termina haciendo un proyecto en esa área.

En este momento están terminando el primer semestre con la presentación de un trabajo sobre el efecto invernadero, que debe contemplar las seis asignaturas: Matemática, Química, Idioma español, Informática, Música y Artes visuales. En el segundo semestre es el turno de las otras seis materias: Geografía, Historia, Física, Inglés, Biología y Literatura, y así completan el Ciclo Básico en un año.

Ambos destacan la excelente integración de profesores y alumnos y no dudan en recomendar a sus amistades y conocidos que terminen sus estudios. Ya hay dos amigos de Alvaro que se inscribirán el año que viene en el liceo de adultos del Jubilar.

"Todo el que pueda y no haya terminado de estudiar, debería hacerlo -asegura Andrea. ¡Se puede! Los profesores te apoyan, te acompañan y te enseñan hasta que entiendas. No hay que dejar de intentarlo. El estudio es lo primero y tarde o temprano lo vas a necesitar".

Desarrollado por www.impactus.com.uy