Desayuno en familia


FECHA: Mayo 11, 2016, 9:40 am

El pasado 26 de abril, la dirección del Jubilar presentó los logros alcanzados en 2015 y los desafíos de 2016, durante un desayuno en el Liceo.

Los invitados, en su mayoría padrinos y colaboradores del Jubilar, luego de escuchar los testimonios del director Pbro. Ricardo Villalba, de una ex alumna hoy universitaria y del coordinador del área de ex alumnos, comentaban entre ellos la fuerza que se vive y se contagia dentro del Liceo. Todos coincidían en las palabras que expresó al finalizar con su bendición el cardenal Monseñor Daniel Sturla, “Cada vez que vengo al Jubilar siento una fuerza enorme de todo lo que se vive acá; uno se llena de fuerzas, energía y gratitud”.

El Pbro. Ricardo Villalba, director de esta casa de estudio, se refirió en su exposición a la propuesta integral que ofrece hoy el Jubilar, tanto la jornada académica como la variedad de talleres en la tarde. Varios proyectos se fueron sumando a un liceo que comenzó con 40 alumnos en 2002 y donde actualmente cursan ciclo básico 200 alumnos y 129 en el liceo de adultos. Ya han pasado por el departamento de ex alumnos 260 egresados y semanalmente concurren 80 egresados.

“Tanto el ciclo básico como como el área de ex alumnos y el liceo nocturno para adultos está fuertemente apoyado por docentes, el equipo psicosocial (dos psicólogas y dos trabajadoras sociales), funcionarios, referentes, tutores, técnicos (destaca el área de psicopedagogía que realizan una tarea de cirujano para detectar las derivaciones) y voluntarios. El alcance que tiene el impacto educativo no sería posible si no fuera por todo este equipo que acompaña la propuesta y buscan estrategias de abordaje. Asimismo el liceo ya cuenta con ex alumnos referentes de alumnos, generando un círculo virtuoso que permite llegar al fin último de la educación que es que tengan una experiencia personal de autonomía y que puedan ser responsables de su vida”, expresó el padre Ricardo.

Obras futuras

El sueño de contar con la cancha propia para realizar las actividades deportivas ya es una realidad. Falta cerrar el predio, tener mayor iluminación, colocar malla protectora y algún tejido. También se busca trabajar en conjunto con los vecinos en obras de caminería y estar atentos a las necesidades del barrio.

Los ex alumnos pisan fuerte

Fue de gran destaque el hecho de poder estar inaugurando en 2016 nuevos salones gracias al aporte de la Embajada de Japón, destinados al área de ex alumnos.

Matías Folgar, coordinador de esta área explicó cómo y por qué se armó la doble propuesta de acompañamiento que hoy existe para los ex alumnos, EPA Y Creo.

Ante la ausencia de un 4to año, se pensó una forma ingeniosa de armar una propuesta de acompañamiento para los ex alumnos. En 2010 surge EPA donde se ofrece la posibilidad de continuar estudiando el bachillerato en liceos privado a través de becas en liceos privados y convenios con liceos públicos, y a contra turno venir al Jubilar a tener un acompañamiento como un espacio de referencia para los alumnos.

“Generamos la oportunidad y una estructura de sostén. Lo pensamos como una transición hasta poder llegar a tener un 4to año, pero fuimos descubriendo el valor agregado de estas alianzas; la increíble riqueza de integrarse a un nuevo centro educativo era una pedagogía en sí mismo que pone en juego todas las habilidades sociales”, enfatiza Matías.

¿Pero qué pasaba con los chiquilines que no asistían a Epa? ¿Y con los que culminaban su bachillerato?, se pregunta Matías. En 2015 surge Creo, por un lado con un programa de becas para los que necesitan terminar bachillerato; por otro lado un espacio para acompañar a los universitarios en la elección de su carrera y con un tutor para hacerles el seguimiento. Y en tercer lugar poder ayudarlos en la búsqueda laboral, compartir y generar una bolsa de trabajo. Hoy ya hay cinco ex alumnos que trabajan con nexos de empresas y el Liceo Jubilar.

195 exalumnos alcanzados por el Centro de Referencia y oportunidades (Creo)

90 estudiantes de bachillerato participan en el Espacio de Permanencia y Acompañamiento (EPA)

50 egresados cursan carreras universitarias

3 estudiantes becados en universidades privadas

7 estudiantes reciben Becas San José y Santa María

Logros:

Micaela de León, representó a los ex alumnos con su testimonio. Micaela completó su bachillerato en el Colegio Seminario y cursa su primer año en la Facultad de Ciencias Sociales. Micaela recordó que fue mucho el miedo y la incertidumbre al comienzo pero con confianza fue construyendo vínculos. “Sigo conectada con el Jubilar a través de EPA donde asisto semanalmente a voluntariado. El Jubilar sigue presente y es muy lindo seguir sintiéndose acompañada”.

Financiamiento

Valérie Caubarrère fue la encargada de informar cuales son las principales fuentes de financiamiento del Liceo. En 2015 la mitad de los ingresos fueron donaciones de empresas con beneficios fiscales y la otra mitad fueron  aportes de personas y empresas, fundaciones, aportes mensuales de las familias de los alumnos, proyectos con embajadas y otros ingresos recibidos a través de organización de eventos y el aporte del Estado a través de INAU, que cubre el once por ciento del presupuesto del Liceo Jubilar y se destina para el Centro juvenil que en la tarde imparten diversos talleres.

Precisamente al respecto conversamos con el director del INAU, Fernando Rodríguez Herrera, quien se mostró satisfecho de destinar recursos a una institución que está totalmente centrada en la persona. “El gran desafío es articular la propuesta en función de las necesidades del joven y romper la tendencia de respuestas masificadas – reflexionó-. Hay que tener respuestas suficientemente flexibles para atender necesidades particulares. Esto es lo que me parece que el Jubilar logra y por eso los resultados. Este tipo de educación, donde el estudiante dedica varias horas y mantiene un vínculo con la entidad tiene un lugar en el desarrollo de los jóvenes muy importante, y lo que logren acá será un sostén para toda la vida”.

Desarrollado por www.impactus.com.uy