Desafío personal


FECHA: Diciembre 3, 2015, 10:33 am

Emilia Trinidad, de 37 años, pudo terminar el ciclo básico en el liceo de adultos del Jubilar y así saldar una deuda que tenía consigo misma

¿De qué barrio sos?

Soy del Barrio Municipal, vivo a pocas cuadras del liceo.

¿Por qué te decidiste a terminar el ciclo básico?

Era algo que tenía pendiente desde siempre. Solo me faltaba tercero, así que me anoté.

¿Qué fue lo que más te gustó del Jubilar?

El trato que nos brindaban, siempre con paciencia, haciéndonos sentir como cuándo uno empieza el liceo, es decir como  un adolescente.

¿Cómo te sentiste volviendo a clase?

La verdad que muy cómoda y segura

¿Cuál es tu recuerdo más lindo de la experiencia?

El primer día de clase, que mis dos hijos, Joaquín que está en ciclo básico y Micaela que está en EPA, me dijeron “¡dale mamá mucha suerte, vos podes!”. Y mi esposo acompañándome hasta la puerta del liceo ese día es algo que no lo voy a olvidar jamás.

¿Qué te motivó a volver al liceo?

Es algo que me lo prometí a mí misma y lo otro que incidió fue el empuje de la familia que es un pilar  muy importante.

¿Qué haces además de estudiar?

Trabajo en un centro Caíf (CADI), para poder trabajar como educadora tengo que terminar el liceo. El año pasado estudié para educadora y me encantó. Hace 8 años que estoy en CADI.

¿Cuáles son tus planes para el próximo año?


Seguir estudiando y poder terminar el liceo. Esta fue una experiencia hermosa y enriquecedora.

Desarrollado por www.impactus.com.uy