PROPUESTA PEDAGÓGICA

Considerando los principios cristianos como motor esencial, como razón y sentido de ser, el Liceo Jubilar está comprometido, como comunidad educativa, en ser un agente de cambio en la sociedad en que se inserta.

En este sentido, busca ser un referente en la educación formal, y colaborar activamente en el desarrollo integral de los adolescentes de los sectores más desfavorecidos de la sociedad, promoviendo su inserción responsable y creativa en la misma.

Cada hombre y mujer, es imagen de Dios y está llamado a conocerlo y amarlo. Desde esta perspectiva creemos en la educabilidad de la persona, y en que la educación, entendida como proceso dinámico, es un elemento clave en la formación de hombres y mujeres libres, que siendo sujetos activos su propio crecimiento, busquen el máximo desarrollo de sus capacidades y potencialidades; sean constructores de la historia y servidores de la sociedad

Por ello, el Liceo Jubilar brinda una educación integral que promueve en los jóvenes el máximo desarrollo de sus potencialidades en todos los ámbitos de la vida, de manera tal que, como protagonistas, se constituyan en sus propios agentes de cambio y que, al mismo tiempo, puedan ser multiplicadores de cambio en su entorno inmediato.

De este carácter particular que le imprime su fundación es que se desprende la propuesta pedagógica. La misma, teniendo como centro las necesidades e intereses de los alumnos, y desde una postura interaccionista que entiende necesaria la complementariedad entre lo académico, lo psicológico, lo socio – cultural y lo espiritual, pretende:

  • El reconocimiento de la estrecha relación existente entre valores y cultura, y entre desarrollo del lenguaje e identidad, rescatando los valores culturales provenientes de las familias.
  • El desarrollo de una cultura de corresponsabilidad y de mutua implicancia entre institución y familia en la educación de los jóvenes.
  • La solidaridad y la participación
  • Todo lo que haga posible el encuentro, la colaboración y el diálogo, respetando el modo de vida y de pensar de los otros
  • La comunicación de nuestras preocupaciones y de nuestras esperanzas abiertas a las preocupaciones y esperanza de los demás
  • La celebración de la fe en la oración comunitaria, en el trabajo cotidiano y en los sacramentos

Nuestra Comunidad Educativa la integran los alumnos, padres, docentes, directivos, personal administrativo y de servicio; todos participando corresponsablemente para lograr una formación integral de todos; constituyéndose, así, esta comunidad, en la comunión de unos mismos criterios y en la participación en un proyecto común.





Desarrollado por www.impactus.com.uy